Favorecer la Comunicación Temprana

ID-10063603

Preguntas

¿Por qué es importante la comunicación de primera infancia?

¿Cuáles son algunas de las maneras para motivar la comunicación de primera infancia?

¿Cuáles son algunas maneras de motivar que escuchen y hablen?

¿Cuáles son algunas de las maneras de motivar la comunicación visual?

  • ¿Por qué es importante la comunicación de primera infancia?

Los primeros años de un niño son importantes para desarrollar la comunicación y el lenguaje. Por eso es tan importante descubrir la sordera o sordera parcial temprano. Después de que se ha diagnosticado una sordera o sordera parcial, se puede desarrollar un plan para ayudarle a su hijo a aprender a través de los aparatos auditivos (audífonos) o con implantes cocleares y lenguaje por señas. Estas son estrategias que facilitan el desarrollo de la comunicación de primera infancia. Algunas estrategias son específicas a la comunicación auditoria (lenguaje), y otras a la comunicación visual (señas); sin embargo, muchas de las técnicas son comunes para ambos. Su consejero puede explicar y demostrar maneras para motivar el desarrollo de la comunicación y el lenguaje con su hijo.

  • ¿Cuáles son algunas de las maneras para motivar la comunicación de primera infancia?

  • Ponga mucha atención para notar las “señas” de comunicación de su hijo y responda a ellas. Esto le ayudará a su hijo aprender que las palabras y señas son buenas maneras de lograr que respondan a sus necesidades, expresar sus sentimientos y recibir atención.
  • Cuando levante a su hijo para consolarlo si está llorando, alimentarlo o cambiar su pañal, hable o use señas para comunicar lo que está sucediendo.

Ejemplo: “Aquí está papá.” o “¿Tienes hambre ya? Es tiempo para comer.”

• Siga la mirada de su hijo para ver qué es lo que le llama la atención.

Ejemplo: “Hay está Preciosa. Ella es nuestra gata.” o “Ves a nuestro perro, Pinto.” Esta es una manera de responder cuando su hijo ve la mascota de la familia.

• Responda cuando su hijo señala o se comunica por señas. Piense de lo que está tratando de comunicar su hijo y proveele las palabras o señas para esa persona, objeto o acción.

Ejemplo: “Ese es un oso.” o “¿Quieres tu oso?” Esta es una manera de responder cuando su hijo señala a su oso de peluche.

• Responda a las expresiones faciales de su hijo. Déjele a su hijo saber que usted entiende y proveele las palabras o señas apropiadas.

Ejemplo: “Hay, te vez triste. ¿Qué pasa?” o “¡Eres un bebé feliz!”

  • Use muchas expresiones faciales cuando se comunica con su hijo y asegúrese que su expresión corresponde a sus palabras o señas.

Ejemplo: “¿Quieres más cereal?” y a la misma vez frunza su ceja y haga una expresión facial inquisitiva.

• Use gestos naturales en combinación con palabras o señas.

Ejemplo: “Vamos a cambiar tu pañal,” mientras le señala al pañal de su hijo.

  • Ayúdele a su hijo aprender de la comunicación reciproca es decir “contestar a alguien que le habla.”

Ejemplo: “¿Quieres algo para beber?” luego pause para darle una oportunidad a su hijo para que conteste. Al principio quizás su hijo solo lo vea, señale con su dedo o dígale que es su turno para hablar. En respuesta, déle algo a su hijo para que beba y déle el ejemplo de la manera apropiada de contestar al decir o comunicar por señas, “Sí, quieres algo para beber.” Esto le ayudará a su hijo aprender las palabras y señas correctas para contestar una pregunta.

  •  ¿Cuáles son algunas maneras de motivar que escuchen y hablen?

  • Motive a su hijo a que use sus audífonos o aparatos auditivos siempre y cuando esté despierto.
  • Indique ruidos interesantes y enséñele lo que está haciendo el ruido. Algunos ejemplos son el perro ladrando, el ruido de un juguete favorito o el silbato del carro indicando que ha llegado mamá.
  • Acercase a su hijo cuando le hable. Más lejos esté del micrófono del audífono, menos le podrá escuchar a su hijo. Al acercarse, también minimizará la interrupción de los otros ruidos en el cuarto. Utilice estas mismas técnicas si su hijo usa un implante coclear.
  • Haga su voz lo más interesante posible. Use mucha entonación (inflexión alta y baja) cuando hable con su hijo. Frases tales como “se acabó” y “adiós” son mucho más interesantes con mucha inflexión de la voz.
  • Motive a su hijo a que vocalice y use su voz para comunicarse. Demuestre lo feliz y emocionado que usted está cuando su hijo usa su voz. Su respuesta motivará a su hijo a que vocalice otra vez.
  • Responda a todas las vocalizaciones como si fueran una forma de comunicación. Si su hijo balbucea “ga ga” cuando ve el biberón, usted puede decir, “Sí, aquí está tu biberón.”
  • ¿Cuáles son algunas de las maneras de motivar la comunicación visual?

  • Ponga mucha atención a los movimientos de las manos de sus hijos y responda positivamente a este “balbuceo manual” en la misma manera que quizás responde a la vocalización infantil. Cuando su hijo usa señas con las de manos que son semejante a la palabra “mamá,” una respuesta emocionada motiva a su hijo a que use esta seña de las manos otra vez.
  • Ponga mucha atención a lo que está viendo su hijo y enséñele la seña. Haga la seña muy cerca al objeto que está viendo su hijo o ponga al niño en lugar donde puede ver el objeto y luego haga la seña. Por ejemplo, cuando es hora de vestirse, puede levantar los zapatos y cuando lo esté viendo su hijo, haga la seña para “zapatos.”
  • Haga la comunicación visual lo más interesante posible usando gestos, expresiones visuales y movimiento de todo el cuerpo junto con las señas. Usando todas estas maneras de comunicarse ayudará a llamar la atención de su hijo.
  • Espere para estar seguro que su hijo le está poniendo atención antes de usar la seña. Quizás tenga que esperar que su hijo vea hacia arriba antes de empezar la seña o tóquele el hombro a su hijo para llamarle la atención.
  • Asegúrese que sus señas se puedan ver fácilmente al ponerse al mismo nivel de los ojos de su hijo y haga la seña lentamente y claramente.