Cómo Funciona un Audífono

ID-10063603

Terminología

Amplificar; Audífonos intraauriculares / retroauriculares; Bilaterales; Binaurales; Tecnología programable / Audífonos adaptativos; Medida con micrófono sonda (oído real); Diferencia entre oído real y acoplador

Preguntas

¿Qué hace el audífono?

¿Qué clase de audífono necesita mi niño/a?

¿Por qué mi niño/a necesita audífonos?

¿Cuál es la diferencia entre las distintas tecnologías de los audífonos?

¿Cómo decidirá el audiólogo cuáles son los mejores audífonos para mi niño/a?

Mi niño/a es muy pequeño/a. ¿Cómo sabemos si los audífonos le están suministrando la ayuda que necesita?

¿Mi niño/a podrá entender todo lo que oye con los audífonos?

  • ¿Qué hace el audífono?

Los audífonos (aparatos auditivos, prótesis auditivas, etc.) amplifican o hacen los sonidos más fuertes para que un/a niño/a que es hipoacúsico/a o sordo/a tenga mayores posibilidades de escucharlos. Los audífonos no hacen que la audición de su niño/a sea normal; son solamente una “ayuda” o “herramienta” para ayudar que su niño/a oiga mejor. Todos los audífonos constan de varias partes, incluyendo un micrófono, un amplificador y un receptor o bocina de sonido. Los audífonos funcionan con una pequeña pila. Los audífonos pueden quitarse fácilmente para dormir, bañarse o nadar.

  • ¿Qué clase de audífono necesita mi niño/a?

Existen muchos estilos de audífonos. Éstos pueden clasificarse en dos categorías principales:
(1) Intraauriculares (ITE, por sus siglas en inglés) y (2) retroauriculares (BTE, por sus siglas en inglés). Su audiólogo seguramente le hablará sobre estos estilos. A los infantes y a los niños generalmente se les ponen audífonos retroauriculares o BTE. Un audífono retroauricular o BTE se coloca sobre la oreja y detrás de ésta, y se conecta a un molde hecho a la medida del oído de su niño/a. El molde transmite sonido amplificado al oído, a través de un tubo. El molde, además, gracias a su ajuste perfecto, hace que el audífono permanezca bien puesto detrás de la oreja. El audífono retroauricular o BTE, con su molde independiente e intercambiable, se acomoda al crecimiento de su niño/a. Los moldes pueden hacerse tan frecuentemente como sea necesario, para garantizar que le queden bien a su niño/a.

  • ¿Por qué mi niño/a necesita audífonos?

La meta del uso de audífonos es hacer que el habla sea audible (p. ej.: lo suficientemente fuerte para escucharla). Cuando su niño/a puede oír la mayoría de las frecuencias del habla, tiene una mejor oportunidad de aprender a comunicarse y de entender el habla a través de la audición. En la mayoría de los casos de sordera bilateral (en ambos oídos), se recomienda el uso de dos audífonos. Esto se denomina uso binaural. Al usar dos audífonos el mayor tiempo posible, su niño/a puede ser capaz de usar su residuo auditivo para desarrollar el lenguaje oral. La comunicación visual (lenguaje manual/de señas, lenguaje con indicaciones) puede usarse junto con los audífonos, dependiendo de las preferencias familiares, del grado de sordera y de la existencia de otros problemas del desarrollo que puedan afectar el lenguaje oral.

  • ¿Cuál es la diferencia entre las distintas tecnologías de los audífonos?

•Los audífonos han mejorado muchísimo a través de los años. La mayoría de los niños, incluso aquellos con sorderas profundas, pueden beneficiarse hasta cierto grado con el uso de los audífonos. Debido a los avances tecnológicos, casi todos los audífonos disponibles actualmente son audífonos digitales. Un audífono digital contiene un chip, programado en una computadora, el cual proporciona amplificación y los hace superiores a los previos audífonos análogos.

Tecnología programable: Prácticamente todos los audífonos digitales son programables. La programabilidad le permite al audiólogo manipular las características de la amplificación del audífono con mucha precisión, para beneficio del/de la niño/a. Los audífonos programables pueden ajustarse rápida y eficientemente para una variedad de grados de sordera. En estos audífonos pueden colocarse también memorias múltiples para que los niños mayores, con más experiencia, puedan seleccionar programas que mejoren sus capacidades funcionales en diferentes situaciones.

Audífonos adaptativos: Los audífonos que cambian su manera de funcionar de acuerdo con el ambiente sonoro se llaman audífonos adaptativos. La tecnología adaptativa de reducción del ruido trata de distinguir entre el ruido y el habla, y reduce los niveles de ruido, mejorando así la capacidad de escuchar cuando hay ruido de fondo. Los micrófonos adaptativos direccionales identifican la ubicación de las fuentes de ruido y reducen la amplificación proveniente de esas direcciones, mejorando la capacidad de su niño/a de oír en presencia de ruido. La cancelación adaptativa de la retroalimentación aplica tecnología digital para reducir el molesto ruido producido por la retroalimentación, para que éste afecte de manera mínima las características de amplificación de los audífonos.

  • ¿Cómo decidirá el audiólogo cuáles son los mejores audífonos para mi niño/a.

El audiólogo puede hacer la mejor recomendación sobre audífonos cuando tiene a su disposición los datos completos de la evaluación audiológica. Incluso con evaluaciones continuas y frecuentes, es difícil examinar a los niños pequeños, y los resultados detallados de las evaluaciones pueden no estar disponibles cuando debe tomarse una decisión sobre los audífonos. Por esta razón, primero se seleccionan audífonos que sean lo más flexibles posible, con el fin de que puedan modificarse por medio de la programación, a medida que se conoce más sobre el tipo, grado y configuración de la sordera de su niño/a. La evaluación continua después de la colocación inicial de los audífonos es extremadamente importante para permitir que se realicen modificaciones en los audífonos lo más pronto posible, a medida que se obtiene nueva información sobre la sordera de su niño/a.

  • Mi niño/a es muy pequeño/a. ¿Cómo sabemos si los audífonos le están suministrando la ayuda que necesita?

La validación de que los audífonos le están proporcionando a su niño/a la capacidad de oír el habla se basa en la medida con micrófono sonda (oído real), y tiene en cuenta el volumen real del canal auditivo de su hijo/a (medido mediante un procedimiento llamado “diferencia entre oído real y acoplador” [RECD, por sus siglas en inglés]). Una vez que se ha medido la diferencia entre el oído real y el acoplador, el audífono puede programarse en tiempo real, si su niño/a deja que se le ponga el micrófono sonda, o en modo simulado, si su niño/a no coopera completamente durante el procedimiento. Para realizar esta programación se debe hacer una comparación de la salida de la señal del habla del audífono, con los valores del audiograma de su niño/a a través de las frecuencias del habla. Dicha comparación nos indicará cuánta señal del habla llega a ser audible gracias a los audífonos.

  • ¿Mi niño/a podrá entender todo lo que oye con los audífonos?

La severidad de la sordera y el grado de audibilidad que proporcionan los audífonos determinarán la capacidad auditiva de su niño/a mientras usa los audífonos. Los audífonos deben usarse durante todas las horas que el/la niño/a esté despierto/a, para darle al sistema auditivo la oportunidad de usar la señal amplificada. Los audífonos no cambian la causa subyacente de la sordera, por esta razón es posible que su niño/a siempre tenga dificultad para escuchar en algunas situaciones. Su maestra de padres de familia puede explicarle y demostrarle estrategias para ayudar a que su niño/a aprenda a usar los audífonos. Las siguientes son algunas estrategias que usted puede usar al comunicarse con su niño/a:
• Minimice el ruido de fondo.
• Acérquese a su niño/a.
• Obtenga la atención de su niño/a antes de hablarle.
• Mire a su niño/a mientras le habla.
• Hable de manera clara y precisa.
Algunas de las mejores cosas que usted puede hacer para ayudarle a su niño/a a aprender a escuchar con sus nuevos audífonos son simplemente hablarle sobre las cosas que pasan durante el día, y señalarle sonidos interesantes y significativos en su casa y en su comunidad.
La tarjeta de tema #7 proporciona ideas para estimular el desarrollo de la comunicación temprana de su niño/a.